***Liras de sentimiento y belleza *** Yolanda Arias Forteza

Más reciente

Madre, dolorosa

 

Resultado de imagen para escultura de la virgen cargando a jesus

¡Oh, Madre Dolorosa!
Qué pena, contemplarte,
Desangrada Tu Alma
Y mirando anhelante

El Cuerpo de tu Hijo,
Que pende destrozado
De un madero, pesado.
Con sus brazos abiertos,

Abrazando al hermano,
Afrontando un destino
Simplemente, inhumano.

“Han taladrado mis manos y mis pies,
Se pueden contar todos mis huesos”

Tu dolor me conmueve,
De impotencia y asombro
Al mirar en tu rostro
En tu cuerpo abatido
La aceptación de un… todo.

Por tanto que lloraste,
Tu sublime prudencia
E insufrible quebranto
Heredaste a las madres

A mujer heredaste,
El amar a sus hijos…
Respetando su Sino.

“Perdónalos Señor,
Porque, no saben lo que hacen”

¡Bendecidas seremos!
Si logramos amarlos
Y aceptar su Destino…
Como nos enseñaste.

Yolanda Arias Forteza
(Marzo 17, 2005)8:30 hrs.

Anuncios

Mírame

 

Resultado de imagen para luna imagenes hermosas

 

No quiero que tú mires,
A otras mujeres bellas,
Te celo cual la luna
Se cela en las estrellas

Quiero quedar grabada
Bella, incorrupta, amada
En las negras pupilas
Que mis fotos miraban.

¡Mírame bella, entonces!
Contempla ahora, mi alma,
Mira mi bien que te amo,
También, que me derramo

Anhelada en el Todo,
intocada, en la Nada
Deseando, ser amada.
Solamente, tu Amada.

Hay ojos que, celosa,
Recelo puedan verte.
Celo labios de nácar
Que enamoran los tuyos,

En ansia de besarte
Así, no quiero mires
Ojos bellos ajenos,
Los míos, por ti, luceros.

Aunque antes, estrellas
Por no verte, murieron
Mis labios, aún con fuego
Sin nácar, menos bellos.

Porque al celarte ahora,
Es la luna a quien celo,
Esfera enamorada
Del hombre que yo quiero.

¡No lo mires oh, Luna!
No lo atrape tu brillo
De cegador lucero,
Tienes otros amantes

¡Deja solo, al que quiero!
Mis ojos sin estrellas;
Y los labios sin nácar,.
En mi boca, de… fuego.

Yolanda Arias Forteza

Abril 4, 2005, 9:50 hrs.

En un sueño

 

Resultado de imagen para imagenes de aves en vuelo

En un sueño falaz yo me desvelo
Protestando tu amor en mi porfía
Anhelando me amaras algún día
Consiguiendo con ello, algún consuelo;

Mas, no ha de suceder, por eso suelo
Pretextar que mi anhelo requería
En enorme coraje y osadía
Remontar hasta ti, como ave en vuelo.

No hay remedio posible a mi condena
Etérea, sin tocar jamás el suelo
Me desplazo igual que un alma en pena

Me consumo en soflamas y es anhelo
Que mis versos se eleven en cadena
Y desgranen mis voces en tu cielo.

Yolanda Arias Forteza,

Agosto 7, 2019, 15:20 hrs.

Ida y Vuelta

Jornada Poética
Sonetos de Francisco Alvarez Hidalgo y Laura Farías
36 y 37/70

La imagen puede contener: una o varias personas y personas de pie

 

36
Soneto intenso de catorce besos,
de profundo erotismo en cada rima,
un cuarteto de brazos por encima,
y otro de muslos mutuamente presos.

En los endecasílabos, traviesos retozos
van; se intensifica el clima,
y el poeta a su musa se aproxima,
multiplicando ingresos y regresos.

Un terceto, vibrante y agresivo,
revienta al conseguir el objetivo,
sumiéndose en letárgico reposo.

Lentamente se yergue, oscila inquieto,
formando nuevo, lúbrico terceto,
y sumergiéndose en el mismo foso.

Francisco Alvarez Hidalgo

37
Pienso en ti sin pensar a todas horas,
y sin querer pensar, estoy pensando,
sin desearte mirar te estoy mirando,
sin buscar el amor, tú me enamoras.

Mi jardín en distancia tú desfloras
y semillas extrañas vas sembrando,
y me vas lentamente.reavivando
mi vergel. Y mis huertos re-decoras.

En mis parterres muertos resucitas
nuevas flores, y lirios, margaritas
cuyos pétalos quedan en tus brazos.

Ya me vas deshojando suavemente
y en mi corola lanzas tu simiente
y tu polen dibuja nuevos trazos.

Laura Farías

Publicado por Yolanda Arias Forteza
Todos y cada uno de los poemas de Francisco Alvarez Hidalgo y Laura Farías, están respaldados y protegidos por Registro de Derechos de Autor, con validez internacional

 

Banal

violetas +

En poesía, banal es la palabra
Si de idea adolece y  sentimiento
O la ciencia no es su predicamento

Ejercicio sagaz  es la Poesía
En hermandad con la Filosofía,
Nútrese una del tedio de la otra

Y la ciencia, a su costa, la hará bella
Ejercicios de disimiles senderos
Que se aúnan en una  paradoja

Hermanando la razón y la belleza
Innegable fusión que no asimilan
Por escépticos, científicos y ascetas

Yolanda Arias Forteza

Agosto 5, 2019, 23:05 hrs.

 

 

 

Ida y Vuelta

Jornada poética
Sonetos de Francisco Alvarez Hidalgo y Laura Farías
34 y 35/70

La imagen puede contener: una o varias personas y personas de pie

34

Dormir contigo el día rebosante
de confuso fragor de multitudes,
yo ignorante de cargas e inquietudes,
de futuro y pretérito ignorante.

Despertar a la noche susurrante
de cálidos murmullos, de quietudes,
y cuando tu fervor en mí reanudes,
ser de nuevo en tu piel itinerante.

Luna y estrellas, sombras y rumores,
se mantendrán ausentes, exteriores,
sin atreverse a perturbar la paz

que en nuestra media luz se manifiesta.
Como tú y yo sabemos, saben que ésta
es noche intensa, como lo es fugaz.

Francisco Alvarez Hidalgo

35

Palomas transparentes en cascada,
luciérnagas doradas centelleando,
llegan para decir que está llegando
nuevamente el final de la jornada.

¡Cuánta estrella de luz tornasolada
en el cielo impasible está colgando!
Y una estela de plata va iniciando
cual saludo triunfal de la alborada.

El fin de esta jornada se hipnotiza
en la mirada ausente, y la sonrisa,
la espiración etérea, acompasada.

La luna está extinguiendo su bujía,
y allá en el horizonte un nuevo día
entre sus manos trae…otra jornada.

Luura Farias

Publicado por Yolanda Arias Forteza
Todos y cada uno de los poemas de Francisco Alvarez Hidalgo y Laura Farías, están respaldados y protegidos por Registro de Derechos de Autor, con validez internacional

Sí, Amor

 

Resultado de imagen para imagenes de mujer enamorada cuadros clasicos

Sí, Amor, aún sigo enamorada.
Oh, dulce compañero, nunca hallado.
Titán de sorprendentes dimensiones,
Aunque no te he tocado,
Por siempre permaneces a mi lado.

Y corre tu venero por mis venas,
Quemando mis entrañas noche a noche,
Y muere con la aurora mansamente,
Para volver mañana impertinente.

No es tu brillo falaz el que yo añoro
Ni es tu goce fugaz que me desvela
Es Amor la más grande primavera,
Que en un alma madura floreciera.

Quiero amor sin barreras,
Sin miedo, sin quimeras.
Quiero amor encendido,
Tranquilo y entregado.

Amor de, Amor… enamorado.

Yolanda Arias Forteza

(Octubre, 1990)

Ida y Vuelta

Jornada poética
Sonetos de Francisco Alvarez Hidalgo y Laura Farías
32 y 33/70

La imagen puede contener: una o varias personas y personas de pie
32

Querer, y no querer por no poderlo,
sentir, y renegar de lo sentido,
buscar, y al encontrar, verse perdido,
tener lo que se halló, sin poseerlo.

Mirar, siempre mirar sin lograr verlo,
liberar el deseo reprimido
dentro del sueño, sin estar dormido,
llegar a enamorarse sin saberlo.

Prisión de brazos y de besos sueñas,
y noche a noche gimes y te empeñas
en hacer realidad lo que no es.

Mis palabras en ti fueron el trigo
que hoy son espigas de oro, y no consigo
cosechar la abundancia de tu mies.

Francisco Alvarez Hidalgo

33

Saber que es algo real, y no obtenerlo,
esperarlo, sabiendo que es prohibido,
comprender que es un sueño presentido,
dormirse en la esperanza de tenerlo.

Despertar, y en la sombra apetecerlo,
rastrear con insistencia en el oído,
y entrelazar su voz.con mi gemido,
y en mi prisión de fuego suspenderlo.

Más, los besos y abrazos son cadenas
huyendo entre los dedos como arenas
moldeando sólo el polvo entre los pies…

Tus palabras que en mí trigo sembraron,
hoy son espigas de oro, y se quedaron,
aguardando a que siegues…tanta mies.

Laura Farías

Publicado por Yolanda Arias Forteza
Todos y cada uno de los poemas de Francisco Alvarez Hidalgo y Laura Farías, están respaldados y protegidos por Registro de Derechos de Autor, con validez internacional

Ida y Vuelta

Jornada poética
Sonetos de Francisco Alvarez Hidalgo y Laura Farías
30 y 31/70

La imagen puede contener: una o varias personas y personas de pie

 

30

Ni la luz plateada de la luna,
ni el destello del sol de mediodía,
pueden reproducir la melodía
de ese suspiro que tu aliento acuna.

Sólo el viento, cruzando una por una
cordilleras y estepas, rompería
en salmo de sutil melancolía,
como el sauce rozando la laguna.

El viento me traería la noticia
de tu mano hacia mí, y en su caricia
sentiría tu tacto y tu perfume.

El viento, que te abraza y que te besa,
a quien tu alma en secreto le confiesa
la inquietud pertinaz que te consume.

Francisco Alvarez Hidalgo

31

Mi noche se ha vestido del diamante
transparente que brilla en tus pupilas,
me venzo en tu mirada, me aniquilas
y vuelvo hacia tus brazos… vacilante.

Y aunque abjuro tu cuerpo tan distante,
en mi piel y en mis manos te perfilas,
y te me vas hundiendo… y te destilas…
gota a gota…insolente…e inquietante.

Entre mi ensoñación te quedas preso,
y tú a mí me encarcelas beso a beso,
y en tus brazos estoy, absurda, inerme.

Amarte así, a distancia, es un suplicio,
tu boca es la atracción de un precipicio
donde quiero caer…..sin defenderme…

Laura Farías

Publicado por Yolanda Arias Forteza
Todos y cada uno de los poemas de Francisco Alvarez Hidalgo y Laura Farías, están respaldados y protegidos por Registro de Derechos de Autor, con validez internacional

Flores en el viento

La imagen puede contener: una o varias personas, personas de pie, cielo, niños y exterior

Tengo bolsas llenas de flores muy secas,
Flores que a lo largo de mi vida han dado
Color en mi casa, en viejas vasijas
En bellos floreros, llenas de recuerdos.

Aún así, marchitas y mustias, fueron
Ramos elegantes, de verdes muy secos
Y tonos añejos, rojos desleídos,
Naranjas perdidos, amarillos viejos,

Sobre alguna mesa  en algún librero.
Algunas en libros, secas se volvieron.
Las pongo en los nidos de vara que tengo
Adornan canastas, y algunos sombreros

Después, las revuelvo con otras me dieron
En Julios o Mayos, regalos primeros.
Años, largos años de tenerlas presas,
No puedo tirarlas las tengo guardadas

Un destino tienen. Cuando yo me muera,
Ha de acompañarme un cortejo de ellas
De manos amigas, en tierra caerán
Para que florezcan las viejas semillas

En bosques o vados,  jardines o prados,
En lares lejanos, rincones o llanos
Los pétalos viejos tendrán que morir.
En el viento flores habrán de surgir

Para recordarme y en ellas quedarme
En el vago aroma de Rosas de Mayo
O Violetas de abril, en la Siempreviva…
En un No me olvides de azul de satín.

Flores en el viento, como mis cenizas…
¡Volarán sin fin!

Yolanda Arias Forteza
Mayo 19, 2004,  13:50 hrs.

A %d blogueros les gusta esto: