***Liras de sentimiento y belleza *** Yolanda Arias Forteza

Más reciente

Cruz, negra

 

Resultado de imagen para imagenes de bosque la marquesa

Hoy hice una cruz,
De madera dura,
Pequeña, sin luz,
Negra cruz, obscura.
La llevé a un lugar
Lleno de amargura
Para que dé luz,
Y el mal, no concurra.
Bendita la cruz,
Señala el martirio
De Jesús, mi Dios
Y mi hermano Arturo
Sin fecha, ni nombre
Es sólo el lugar,
Bordeado de pinos
El lugar aquel,
Verde azul, lejano*
El del autobús,
De mi encanto… niño
De tortas de huevo
El baño en el río,
Y mamá cantando,
Canciones de… humo

Yolanda Arias Forteza
(Enero 27, 2007)

*Parque Recreativo “La Marquesa”
Km. 55 Carretera a Toluca, Edo. De México.
Donde mi hermano Arturo fue asesinado a las
9 de la mañana, el día 17 de enero del 2007.

Anuncios

Descubro que te quiero

 
f4ab4-ni2525c32525b1a252bpensando

Amar parece un ejercicio
Laberinto mental, suplicio
De ojalá, si acaso, pudiera
Tal vez o, nunca sucediera

Encuentros intrincados
De ritos enviciados
Un tiempo desfasado
De amor desperdiciado

En sueños inconclusos
Encriptados reclusos
En estuches dorados
En que yacen sagrados

Y tampoco imagina
El dolor que margina
La inquietud que prefiere
Olvidar que interfiere

En el quehacer humano
Y el devenir liviano.
Mi cuerpo todo invoca
La inquietud que provoca

El encuentro primero,
Si besar es sincero
Ilusión de la mente
Que será diferente,

Descubro que te quiero,
Es de amor que me… muero.

Yolanda Arias Forteza

Septiembre 20, 2019

Ida y Vuelta

Jornada Poética
Sonetos de Francisco Alvarez Hidalgo y Laura Farías
48 y 49/70

 

 

48

No sabría decir si hoy te prefiero
vagabunda en tus sueños o despierta,
que aquélla abre de par en par la puerta,
y ésta, real, se inhibe por entero.

Otoño soy, por ti me aprimavero;
sobre tu intimidad mi piel se vierta,
y tu inocencia tímida pervierta,
precediendo el amante al compañero.

En mis sueños hay sed, hambre, explosiones
hay ofertas en flor, sin represiones,
sueños son que persisten, sin dormir.

Suéñame al despertar como dormida,
como te sueño, junto a mí tendida,
tacto integral que no querrás huir.

Francisco Alvarez Hidalgo

49

Pensando, contemplando las paredes
-muros vaporizados en cerveza-
me duele todo el cuerpo en la cabeza,
y la cabeza la extravié en tus redes.

La manera arrogante en que procedes
-como el tigre su efigie despereza-
es el muro inestable en que tropieza
este camino mío al que no accedes.

Sólo queda un resguardo de botellas,
me hundo en la alegría de todas ellas,
en su rancia ebriedad me voy y vengo.

Si en cada sorbo fresco te imagino,
me da lo mismo si es cerveza o vino,
si es la única manera en que te tengo.

Laura Farías

Publicado por Yolanda Arias Forteza
Todos y cada uno de los poemas de Francisco Alvarez Hidalgo y Laura Farías, están respaldados y protegidos por Registro de Derechos de Autor, con validez internacional

Ida y Vuelta

Jornada poética
Sonetos de Francisco Alvarez Hidalgo y Laura Farías
46 y 47/70

46

Desmelénate, amor, con el bravío,
frontal arranque de insumisa dama,
sin consideración y sin programa,
con el impulso natural de un río.

Extraviado en el núcleo del gentío,
indecisa la mente te reclama;
sueñan mis manos doble pentagrama
sobre la piel del torso unido al mío.

La cabellera al aire, mi amazona,
y semidescubierta cada zona
donde intenta dormir la intimidad,

te contemplo venir, y forcejeo
con este inevitable titubeo
que mal disfraza mi voracidad.

Francisco Alvarez Hidalgo

47

Hoy tengo sueños en mi piel despierta
arqueando del cabello a los talones,
se han tornado dos copas mis pezones
donde aplaque la sed tu boca abierta.

Nunca una realidad se hizo más cierta
ni hubo aureola mejor, ni galardones,
que abrir tu cremallera y tus botones,
y en tus aguas desnudas ser cubierta.

Yo tengo un sueño que mi sueño roba,
te soñé en la penumbra de mi alcoba
entre las sombras de un juego pagano.

Y después desperté. Pero en mi mente,
aún te tiene la piel del inconsciente,
y aún se siente tu mano entre mi mano.

Laura Farías

Publicado por Yolanda Arias Forteza
Todos y cada uno de los poemas de Francisco Alvarez Hidalgo y Laura Farías, están respaldados y protegidos por Registro de Derechos de Autor, con validez internacional

En, otra… hora

reloj-libro


Te he de seguir amando sin reproches,

Como te amé al principio de mis días,
No me ofreciste amor en esta vida
Tu juramento, amarnos… algún día.

Un día lejano, en otra… vida.

¿Por qué, entonces, me siento devastada?
Al principio, saber sólo quería
Que tú me recordabas todavía
Y saberlo, pensaba… bastaría.

Y lo supe, tú mismo lo dijiste

Infierno como el mío, también viviste
Y cuando eché de ver lo que sabía,
Mi cuerpo quiso más lo que ofreciste
Y mi alma pidió más, al descubrirte.

No más, prometerás habrás de verme

Necia palabra que nunca cumpliste.
No más insistiré a ti entregarme,
Ni tu mano a tocar me atrevería
Tanto respeto, así, lo que juramos.

No será esta vida, para amarnos,

Habremos de surcar cielo y arcano,
Con un cilicio ceñiré mi alma
Expiando el pecado de quererte
De demandar de ti hasta la muerte

Aliviar con tu cuerpo, su reclamo

Otra vida, delante, ha de juntarnos
Sin hallar un pretexto a separarnos
Nunca sabremos que lo prometimos
Dios, nos hará nacer para adorarnos.

A más de esto también ha consolarme

Que en tan honda tristeza no me miren
Aquellos para quien soy un tesoro,
Y cuanto lloro, su alma se estremece.
He decidido amarte hasta que muera

De cualquier modo, sin querer, lo hiciera

Sin dolerme pensando en tu abandono,
Ni desearte viviendo de otro modo.
Como te quiero hoy, te amaré otrora,
Este amor sin tenerte, me acomoda

La diferencia, grande, la hace ahora

La decisión, sensata, de encontrarte,
Enamorando mi alma, en otra… hora

Yolanda Arias Forteza

Un verso, sin… cariño

 

No hay descripción de la foto disponible.

Un amor de verano
Está en mí dormitando,
Me llena de bostezos
Ya lo estoy olvidando
Fue como flor de un día
Como una melodía
Que te va cautivando.
Pienso, al paso del tiempo
Bien pudo ser el viento
Que me rozó, pasando
Y se fue sin dejarme
Una herida sangrando
Me dejó una sonrisa
Y besos inventados
En la boca temblando
Un verso, sin cariño
Para, estar… recordando.

Yolanda Arias Forteza
Septiembre 11, 2017, 22:22 hrs.

Amor, dolor

 

Resultado de imagen para klimt lagrimas de oro

Si en los labios no has sentido,
El fuego de un beso que te abrasa
En los brazos, un niño desvalido
Que por alguna pérdida solloza.

Tampoco, comprensivo, contemplado
La pena que a un ser vivo acongoja,
El Amor a tu paso es que ha pasado
Y el Dolor cuando pasas, no se queja.

¿Qué es entonces Amor?
Amor es dar y darte sin medida,
Un servicio, una caricia, un beso
Es regalar, lo mismo que la vida,
La entrega completa en un abrazo;

Tal vez, hasta un enojo merecido
Porque al dar un enojo así sentido,
Estás dando también una enseñanza.
Hay que dar con amor en la certeza

De que tu sólo Amor sea satisfecho…
Sin esperar ser pago en hecho.

Y Dolor? No me has dicho…
Dolor es una lágrima que brote
Bordeando silenciosa una mejilla
O un sollozo sin voz que, sufriente,
Sin control, de una garganta suba.

Torrente incontenible de unos ojos
En que el dique del alma se desborda
Por el constante cúmulo de abrojos
rebosado a su paso por la vida

Es el hambre, la guerra, la miseria,
Es no sentirse en alguien, que se quiera

En el amor existen altibajos
Desde piedad a entrega que sublima,
El dolor se encuentra en los atajos
Lo mismo en el pozo, que en la cima.

Yolanda Arias Forteza
Octubre 30, 2003, 9:00 hrs.

¡Atrévete!

tormenta-de-la-incredulidad

…Y, casi sin aliento,
En reto trastornado,
Dijo con ronco acento,
Ahogado en emoción habló.
Como el poeta, habló:

“Atrévete a sumirte
En mi océano de amor…”
Y atrevida, me hundí
Y no había tal océano.
El suyo… imaginario

Entonces, le di el mío,
Un océano profundo,
Como el cielo, infinito
Hasta el infierno hondo,
Hasta Dios… exaltado

Un océano de Amor,
Por nadie imaginado;
Pero, él no se atrevió
El tiempo ya pasó,
La vida se marchita.

Yo sigo enamorada,
De cierto, él, ya… olvidó

Yolanda Arias Forteza

Abril 3, 2004, 18:00 hrs.

Ida y Vuelta

Jornada poética
Sonetos de Francisco Alvarez Hidalgo y Laura Farías
44 y 45/70

44

La noche es un adiós negro, es la muerte
cuyo túnel augura una salida;
es la mente indolente, adormecida,
a la espera de que alguien la despierte.

Enemiga de tiempo y luz, convierte
relojes y ventanas en guarida
de hermética tiniebla, donde anida
el afán de vivir, herido, inerte.

En mi noche las rosas se desprenden
de su aroma, los ojos no se encienden,
se hiela la sonrisa, duerme el tacto.

Noche que cae no sólo al fin del día,
mas cada vez que el alma, triste y fría,
parece haber perdido tu contacto.

Francisco Alvarez Hidalgo

45

Sacudo mi melena y en mi mente,
es la noche mi punto de partida,
y entre su oscuridad, estremecida,
me hundiré en el olvido del ausente.

Es un túnel variable, inconsecuente,
brújula en un timón de fe perdida,
tumba donde caeré desvanecida
para cerrar mis ojos suavemente.

Mi noche es esta tumba cabizbaja,
su negrura es tan sólo una mortaja
sin luz ni rosas en el tiempo exacto.

La sonrisa y los ojos se extinguieron
en el mismo momento que perdieron
la ilusión de brillar con tu contacto.

Laura Farías

Publicado por Yolanda Arias Forteza
Todos y cada uno de los poemas de Francisco Alvarez Hidalgo y Laura Farías, están respaldados y protegidos por Registro de Derechos de Autor, con validez internacional

Ida y Vuelta

Jornada poética
Sonetos de Francisco Alvarez y Laura Farías
42 y 43/70

La imagen puede contener: una o varias personas y personas de pie
42

La noche del olvido es siempre larga,
como es corta la noche del amor;
tal dulce es ésta como aquélla amarga…
¿Qué tiempo hay en tu noche? ¿Qué sabor?

Prolongada es la noche de la espera,
la del logro, veloz se precipita;
¿qué ritmo hay en la tuya, compañera?
Y tu rosa, ¿florece o se marchita?

La noche de uno fluye interminable,
y es la luz de la aurora para dos
inminente amenaza insoslayable…
¿Cómo será la noche del adiós?

Francisco Alvarez Hidalgo

43

Tiene mi noche el tiempo desteñido,
gris apagado de las mustias flores,
y en sus pétalos…copa de sabores
con el regusto amargo del olvido.

Es mi noche un reloj ensombrecido,
su ritmo es un tic-tac de sinsabores,
y en mi rosal se sienten los rumores
de una flor que jamás ha florecido.

Nada puedo decir, nada tenemos,
ni ritmo ni sabor, tampoco espera,
ni tiempo, espacio o luces para dos.

Quedan sólo las letras que leemos,
frío que nos heló la primavera,
y la noche…, la noche del adiós.

Laura Farías
Publicado por Yolanda Arias Forteza
Todos y cada uno de los poemas de Francisco Alvarez Hidalgo y Laura Farías, están respaldados y protegidos por Registro de Derechos de Autor, con validez internacional

 

A %d blogueros les gusta esto: