***Liras de sentimiento y belleza *** Yolanda Arias Forteza

Más reciente

Piedad, insuficiente

 

La imagen puede contener: pájaro

Soy mujer de pavos reales
Canarios, colibríes y bichos raros,
Defensora de la fauna,
De la vida que crece en los corrales,
De organismos minúsculos
Palpitando a su lado
De orugas, caracoles y de hormigas
Ya no huyo aterrada de lombrices,
Ni me trepo a los muebles si, un ratón
Yo me niego a comer grillos felices
y en tequila gusanos del maguey
Perdimos la conciencia que matamos
A esos que, en traición, alimentamos,
Guisados en exóticos platillos
Y en matices suculentos devoramos.
Certera convicción, ahora me dice
Que el respeto a la vida es inviolable
Y no encuentro el derecho que predice
El abuso y crueldad del ser humano.
Prepotencia brutal que contradice
Lo que el alma bien sabe, es… inhumano.
Seres somos de abyectas directrices
Medrando en ilícitas riquezas
Comerciando con dolores y pobrezas
Tantos somos que necios robamos
A seres indefensos el derecho
De nacer y vivir, en dignidad.
Si excedida parece mi defensa
Es piedad insuficiente, en… realidad.

Yolanda Arias Forteza
Abril 3, 2019. 19:45 hrs

Anuncios

Somos, agua

 

Imagen relacionada

Somos agua pasando por la vida,
yermos pastos regando a nuestro paso
vaciando poco a poco nuestro aljibe
rebosante del pálido brebaje.
Cuántas gotas le dimos a las flores
que en belleza deslumbran nuestros ojos,
cuántas otras a cactus que resecos,
bebieron hasta hartarse, clavándonos espinas.
En el pozo del alma, fluye el agua
desde el manto de amor que la alimenta,
fluye en risa, mojando mi garganta,
o en un llanto que todo lo quebranta.
Vida somos, mojada de… esperanza.

Renunciación

 

Imagen relacionada

Hoy soñé a la luna derramando llanto,
de desolación, mientras, de sus ojos
las perlas caían, no sé si de nácar,
no sé si de sol, yo las recogía.
Las del nácar que me helaban,
me quemaban las del sol. Revolví
las perlas, de todas ellas obtuve
un tibio brebaje que, ávida, bebí.
De pronto, ¡milagro! pues, yo refulgía.
De nácar las manos, de luna mi cuerpo
y en mis ojos claros un fulgor surgía
Quise deslumbrarte, que vieras mi alma
argente de luna, radiante de sol.
Tú, no estabas cerca. lejano, a mi vida,
ni intuías tampoco que moría de pena
por darte mi amor. Ya no llores luna,
no des a mis ojos el fulgor del sol,
nácar a mis manos, algún esplendor.
¿A qué serviría? Cierra ya los ojos,
apaga los míos, lloremos un duelo,
de lágrimas grises y renunciación;
pues, mi bien amado tampoco vería,
no sabe de luces, ni lágrimas grises,
no entiende, de… amor.


Yolanda Arias Forteza

 

 

Bolero en sax


Imagen relacionada

Resbala dulce,
Cadencioso, lento,
Semeja una queja,
Inquieto tormento,

El ritmo se mete,
Dentro de mi cuerpo
Me incita a pensarte
No se queda quieto.

Vibrante guitarra
Acordes discretos,
Resbala tu aliento
Besándome el cuerpo.

Entender, no acierto
Que tiene este Saxo
Que así me trastorna
Y tocando el alma,

Aflora en mi pecho
Tanto… sentimiento.

Yolanda Arias Forteza
Abril 20, 2006. 23:10 hrs.

Huele de Noche

 

 

Resultado de imagen para imagenes de flor huele de noche

¡Qué aroma tu esencia
que hasta el dulce almizcle
de un “Huele de Noche”,
viene tu recuerdo,
a darme esta noche!

¿Porqué estás conmigo,
cuál, tu afán tenerme?
Sin una palabra,
Logras retenerme.

Este cautiverio
De tu mente viene
Noche a noche a darme
Lo que me sostiene,

Aunque no lo digas
Tu silencio, me ama
Aunque no lo sepas,
Mi alma te llama

Ven Amor, a darme
Tu esencia, esta noche,
Ven, en el aroma
De un “Huele de Noche”

Yolanda Arias Forteza

(Abril 18, 2006)22:35 hrs.

Libertad

 

Resultado de imagen para imagenes de albedrío
A mi nieta, Violeta Isabel

¿Qué es libertad, abuela? Preguntaste,

Clavando tu mirada, interrogante,
De prístino candor, aquí en la mía.
Y penetrando la ventana de mi esencia
Del saber, del no vivir ya más en calma.

Encontraste la pregunta repetida
La que la humanidad inquiere al alma.
Y al razonar, serena, nuestra duda,
Se asomó la respuesta, sin pensarla.

Libertad es atarte, porque anhelas
Cumplir responsable con tu Sino,
No desear cambiar lo que es eterno
Gustar de lo bueno, por si mismo.

Libertad es dejar de lado la inocencia
Para encontrarte pleno en la conciencia
Cambiar el “sólo yo”, por un “nosotros”.
Sucumbir, generoso, al egoísmo.

La libertad es el conocimiento,
Aplicado, objetivo, al cotidiano
Quehacer, de un ser despierto.
En un lento crecer, casi sin movimiento

Es encontrar al fin… ¡El Albedrío!

Yolanda Arias Forteza
(Febrero 11, 2004) 10:30 hrs.

Unidos, nuevamente

 

Resultado de imagen para imagenes de lluva cayendo en las ventanas

Acércate a mi lecho libremente
Y susurra que me amas todavía
Qué esperas impaciente por el día
A encontrarnos unidos, nuevamente.
 
Con las gotas gemías, suavemente
En el cancel y el cristal, la celosía
Mi mano resbalé, pues parecía
Tu voz llamándome, impaciente
 
Tibia, pura, la lluvia simulaba
Llanto y tedio, suspiro en mis entrañas
En lastre de indolencias y desganas

Mi cuerpo quejumbroso embalsamaba
Era hogar ya sin fuego ni tizanas
Tú… lluvia suplicante, en las ventanas.

 

Yolanda Arias Forteza
Abril 4, 2019, 17:45 hrs.

 

Dos años, dos almas

No hay descripción de la foto disponible.

Me regreso a dos años
en que leías mis versos,
en que tú sonreías
por mis celos perversos,
en que me desvivía
por deslumbrar tu mente
esforzándome tanto
por la métrica y rima
por concebir y hacer
como fuera, un… soneto.
Mis intentos fallidos,
hasta que hubo uno
que recibió tu aplauso
que según tu palabra,
mereciera nombrarse,
en conato, un… soneto.
Qué lejano ese tiempo
que pasó sin tocarme,
sin apenas rozarme
tu cariño discreto,
tu sublime intelecto.
Enamoraste mi alma,
sin poder comprenderlo
y soy sacerdotisa,
rapsoda de tu culto,
en que tu nombre oculto,
me desvela en poemas
que nadie si no tú
por mi boca supieras.
Verbo que se ha quedado
bullendo en mi cabeza,
llorándose en mis ojos,
en el alma cual flecha,
en la pena doliente
que mi entraña resiente.
Un dardo envenenado
en el centro doliente
del corazón que anhela
muerto estar, a tu lado.
Sólo una vez, fantasma,
tus labios me besaron
en ellos me dejaron
un dolor de barbecho
y ese beso ha quedado
para siempre encriptado.
Absorbí tu dulzura,
y locura es ahora,
ese tibio resabio
de toda la ternura
que en mi alma insuflaste,
con ese beso puro, de energía
sin materia, la sublime
experiencia de un beso
que en la vida,
jamás me hubieras dado.
Por ese beso, amado,
comprendí que he logrado
por un sólo soneto
lo que me has enseñado…
Maestro sin lecciones,
alumna sin saberes,
dos almas encauzadas
en los mismos quehaceres,
amantes de poesía,
amados, sin… deberes.

Yolanda Arias Forteza

Octubre, 2015

Cómo, extraña…

 

Resultado de imagen para imagenes de cuadros clasicos de encuentros de amantes

Acércate a mí, vela tu rostro
Ocho lustros van ya, del mío
Cubierto. Amémonos ahora
Cual si fuera cierto el juramento
Que hicimos aquél día,
Sin presentir siquiera
lo que sobrevendría
Piensa en mí cómo extraña
A quien dispuesto das
Una noche de vida
Sin pronunciar un nombre
O indagar el pasado
Sin que importe siquiera
Un futuro cercano, mediano
O lejano. Una noche te pido
Sin mirarnos las caras
Que sean sólo las ganas
De tocarnos el cuerpo.
Y en incendio de besos
Olvidar nuestras canas
Sin querer tener hijos
Ni casa, con veranda de flores
Ni mirarnos los ojos
A una hora temprana,
Reposada en tu pecho
Mi cara, lastimada
Murmuraré un, te quiero
Pensaré que, me amas
Prisioneros eternos
En ocultos recuerdos
En celda con olvidos
De celos traicioneros
Una noche de entrega
Una noche de tregua
Una noche te pido
Sin tanta, sal… amarga,
Para saldar los años
Que en un hosco silencio
He vivido… contigo
¿Y, mañana?, dices.
No. No, hay… mañana,
Para amores grises
En, encuentros… ciegos.

Yolanda Arias Forteza

Noviembre, 28, 2016, 0:10 hrs.

Ruptura

 

Resultado de imagen para cuadros clasicos de mujeres en soledad

 RUPTURA (Junio 25, 2003)

Memorias. Diciembre, 1970

Ahora se hace consciente el miedo de perderte
De que esta será la última vez que pueda verte
Qué oscuro pensamiento me oprime en esta tarde
¡En que tal vez me digas que te vas para siempre!

Que tu paso no espere volver a presentirlo
Que se marchita ya nuestro amor como lirio
Que para ti no valen las promesas que hiciste,
Que ha muerto ya tu amor, irremediablemente.

No es fácil aceptar que no habrá ya un mañana,
En que segura esté que entibiarás mi cama,
Que proveas lo que falta, que mires por los niños
Y que juntos pasemos tardes llenas de calma.

Hoy te marchas esposo y destrozas, mi… alma.

Yolanda Arias Forteza

A %d blogueros les gusta esto: